Confidencialidad garantizada

No dudes NUNCA del secreto profesional. Para tu psicólogo/a la Confidencialidad es imprescindible y prioritaria

Los y las profesionales de la Psicología estamos sujetos/as a un Código Deontológico propio y común, que nos obliga a la confidencialidad.

 

La confidencialidad es la base fundamental del tratamiento. El secreto profesional ayuda que la relación entre terapeuta y paciente sea limpia y sin fisuras. Recuerda que el/la profesional no está para juzgarte, sólo para ayudarte, y para eso necesita saberlo todo.

 

Si la/el paciente es menor de edad, la confidencialidad también es una obligación. El derecho a la intimidad es de todos/as.

 

Existen casos excepcionales donde la confidencialidad puede ser quebrantada:

· Cuando exista sospecha/conocimiento de que se va a realizar un acto de suicidio inminente.

· Cuando exista sospecha/conocimiento de que se va a realizar algún acto peligroso hacia otras personas (o para el/la paciente mimo/a).

· En actos de coordinación con otros/as profesionales importantes para la intervención (médicos de cabecera, psiquiatría, profesorado..)

El quebrantamiento siempre será informado. El/la profesional avisará con antelación al/la paciente. Solo se quebrantará la confidencialidad en los datos necesarios.