mayo 2015

Respétame. Yo soy mi propia persona, no sólo tu hij@. Puede que a veces tenga opiniones diferentes de las tuyas. Otras veces tendré ganas, simplemente, de ser tu niñ@. Respétame de las dos formas. Sigo queriendo divertirme contigo y sentir que en casa estoy seguro y...